Inicio » Actualidad » Noticias

15/11/2013

Cuatro nuevos diáconos en la diócesis de Alcalá de Henares

   

  

El pasado sábado 9 de noviembre, Fiesta de la Dedicación de la Basílica de Letrán (Catedral de Roma y madre y cabeza de todas las iglesias), tuvo lugar, en la Catedral-Magistral de Alcalá de Henares, la solemne ceremonia de ordenación diaconal de cuatro jóvenes de nuestra diócesis: Samuel Galán Fernández, Jaime Salido Moreno, Emanuel Missago y Vicente Guzmán Anrique.

La Santa Misa fue presidida por el Sr. Obispo, Mons. Juan Antonio Reig Pla y concelebrada por una nutrida representación del presbiterio complutense. Las tres naves del templo fueron ocupadas por los fieles, que quisieron acompañar a estos jóvenes en un día tan importante.

Durante la homilía, Mons. Reig Pla señaló que la Iglesia, en nuestra diócesis, está contenta y agradecida al Señor porque “estos muchachos van a recibir, por la imposición de manos del Obispo, el mismo Espíritu Santo; y ellos van a ser constituidos diáconos para servir al pueblo de Dios; van a ser mediación de ese Espíritu para que la vida llegue, abundante, a sus hermanos”.

Mons. Reig se detuvo un instante para recalcar que, donde no se encuentre el Espíritu Santo, “Dios está lejos, Cristo es un personaje del pasado, la Iglesia no es más que una organización, la liturgia no es más que evocación de algo que pasó, el proceder de los cristianos y su conducta no es más que una moral de esclavos; la misión de la Iglesia no es más que propaganda. ¡Sin el Espíritu, sin el Señor y dador de vida, no vamos a ninguna parte! Sólo nos quedaríamos nosotros con nuestras fuerzas, pensamientos e intereses”.

El Obispo insistió a los nuevos diáconos que sin la gracia de Dios no pueden hacer nada. “Todo lo que ocurre en vosotros, desde el momento en que el Señor llamó a vuestras casas, es obra suya; y todo lo que vais a hacer a partir de ahora es obra de la gracia”.

“Nosotros ahora no estamos en Babilonia, pero sí nos encontramos en el destierro, en un exilio cultural. Vivimos momentos complejos y difíciles, donde es necesario que se haga presente Dios. Vosotros sois sus humildes testigos, se encienden todas las lámparas; sois diáconos, servidores de vuestros hermanos, para empezar, con fuerza, el Año de la Esperanza”.

Al concluir, don Juan Antonio les pidió que sean, en todo momento, como Jesucristo, “pobres, castos y obedientes”.

Una vez concluida la celebración, que contó con la inestimable participación del coro municipal de Villar del Olmo, los nuevos diáconos ofrecieron a todos un ágape fraterno en el patio del Seminario diocesano.

 

Seminario Mayor de Alcalá de Henares

 

Gestor de noticias y Agenda Diocesana del Obispado de Alcalá
Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies. Más información | ACEPTAR