Inicio » Actualidad » Noticias

09/07/2013

Mons. Reig: Juan XXIII y Juan Pablo II, dos signos de la Providencia

 

 

Juan Antonio Reig Pla
Obispo de Alcalá de Henares

 

 

(La Razón, 07-2013) Todo parece ya preparado para el anuncio de la canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II. Ambos con sus características singulares y diferentes han sido signos o señales concretas de la providencia de Dios que gobierna la historia. A la modernidad que endiosa la razón y a la postmodernidad que enaltece el emotivismo les resulta difícil aceptar la presencia de Dios en la historia de los hombres. A la razón moderna porque se reafirma desde el cientificismo con autonomía radical y al sentimiento postmoderno porque es incapaz de construir más allá de las emociones puntuales una historia encaminada hacia la plenitud humana.

 

Juan XXIII, desde su sencillez y espiritualidad clásica y conservadora, ha sido el Papa bueno cuyo espíritu estaba abierto a dejarse sorprender por el Espíritu Santo. Su magisterio muy centrado en la Iglesia (Mater et magistra) y en la construcción de la paz (Pacem in terris) le llevó a impulsar el acontecimiento eclesial más importante del siglo pasado: el Concilio Vaticano II. A través de este acontecimiento se hacía patente la providencia de Dios invitando a los pueblos a volver la mirada hacia Cristo presente en la Iglesia (Lumen gentium) para la salvación del mundo (Gaudium et spes).

 

Juan Pablo II, curtido entre los grandes totalitarismos (nazismo y comunismo) ha sido la voz de la providencia divina que centró el postconcilio en Cristo (Redemptor hominis) y en la antropología adecuada expuesta en sus Catequesis sobre el amor humano y en su afán por defender la dignidad de la vida humana (Evangelium vitae), el valor central del matrimonio y el bien social de la familia (Familiaris consortio).

 

Ambos, a su modo,  nos han recordado que el misterio del hombre solo se esclarece a la luz de Cristo y que sin Dios no es posible salvaguardar los derechos del hombre. Las encíclicas sociales del papa Juan Pablo II (Laborem exercens, Sollicitudo rei socialis y Centesimus annus) y sus palabras pronunciadas en los cinco continentes han sido como lluvia del cielo para esta tierra extenuada que es nuestro mundo. Juan XXIII ha sido fiel a su lema “Oboedientia et pax”. Juan Pablo II confió todo su ministerio a la Santísima Virgen María “Totus tuus”. La canonización de los dos papas servirá de estímulo y de consuelo para quienes, sedientos de Dios, esperamos el alivio del Cielo.

 

+ Info Juan XXIII

 + Info Juan Pablo II

 

 

 

 

 

Gestor de noticias y Agenda Diocesana del Obispado de Alcalá
Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies. Más información | ACEPTAR