Inicio » Actualidad » Noticias

22/05/2013

Mons. Reig presidió la Vigilia de Pestecostés

  

El pasado sábado 18 de mayo, a partir de las 21,00 horas, tuvo lugar, en la Catedral-Magistral de Alcalá de Henares, la solemne vigilia de Pentecostés presidida por el Obispo de la diócesis, Mons. Juan Antonio Reig Pla. En la celebración estuvieron presentes los representantes de los distintos movimientos de apostolado seglar de los arciprestazgos de la ciudad.

En la homilía, Mons. Reig Pla dio gracias a Dios por el “lenguaje sencillo y elocuente de nuestros movimientos” y por “la comunión con que nos escuchamos y nos queremos todos y de la riqueza que estáis aportando a toda la diócesis”.

El Obispo fue explicando los distintos signos que nos enseña la liturgia. “Hemos incensado el Altar, reconociendo que allí el Amor ha llegado hasta el extremo. Jesucristo es, a la vez, sacerdote, es víctima y es el altar. Hemos venerado el Altar, la Cruz, el Cirio Pascual y la imagen de la Virgen María. Porque esta noche estamos aquí actualizando el Cenáculo”.

Mons. Reig señaló que el Espíritu Santo viene a transformarlo todo. “Nuestra historia es una historia bellísima, porque empezó saliendo todo de las manos de Dios, y salió hermoso y bueno. Pero el pecado desbarató el orden que Dios había creado: rompimos la alianza con el Creador. La contrarréplica de Babel, donde no se entienden, es Pentecostés, donde todos se entienden, porque se habla el único lenguaje que todos entendemos, que es el lenguaje de la fe y del amor”.

Con la urgencia de transformar el rostro de nuestra sociedad, don Juan Antonio animó a los fieles a gritar con Jesús desde la puerta del templo: “¡El que tenga sed de Dios, que venga! Aquí descenderá sobre nosotros, como en Pentecostés, el Espíritu Santo como un río de agua viva que hará que, llegándonos a nosotros, surjan de nuestro interior torrentes de agua que saltarán hasta la vida eterna”.

“¿No os parece que el Señor verdaderamente es la gran respuesta a lo que nosotros deseamos? ¡Porque no se puede vivir en este mundo sin Dios! ¡Porque no se puede ir adelante en la promesa del bautismo sin la fuerza del Espíritu, porque los esposos no pueden amarse y perdonarse sin la fuerza del Espíritu! ¡Porque nuestras familias no van adelante sin la fuerza del Espíritu! ¡Porque nuestras parroquias adolecen de vida sin el Espíritu Santo! ¿Y nuestra sociedad? ¿Quién arreglará la crisis? Hombres nuevos con el corazón recreado, capaces de vivir el mandamiento nuevo del amor para construir un espacio habitable para el hombre. Y eso, sin el Espíritu Santo, será imposible”.

Después de la solemne celebración eucarística tuvo lugar un tiempo de adoración al Santísimo Sacramento y, posteriormente, el grupo de evangelización Kerygma salió de la Catedral, hasta bien entrada la madrugada, para llevar la buena noticia del amor de Cristo a todas las personas del centro histórico de Alcalá de Henares.

 

 

 

 

 

 

 

Gestor de noticias y Agenda Diocesana del Obispado de Alcalá
Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies. Más información | ACEPTAR